Facebook E-mail
Imagen destacada

Tratamiento facial y capilar

Tonificación y drenaje linfático facial 
El drenaje linfático facial actúa mejorando la eliminación de las toxinas acumuladas en la piel y aumentando la nutrición de las células faciales al igual que el aporte de oxigeno, siendo así una autentica TERAPIA DE OXIGENACIÓN FACIAL.
Al eliminar las toxinas acumuladas conseguimos grandes cambios inmediatos en la piel como la reducción o eliminación de los síntomas de la fatiga, como las bolsas y ojeras, edema facial… también devuelve la LUMINOSIDAD Y LA FRESCURA a la piel dándole un aspecto más joven y con mas elasticidad.
Al mejorar la circulación y la nutrición de la piel, problemas como el ACNÉ o la rosácea mejoran desde la primera sesión.
Una de las partes más importantes del tratamiento es la tonificación facial. Esta aumenta la tonicidad de los músculos faciales y ACTIVA LA PRODUCCIÓN DE COLÁGENO, evitando la flacidez, y devolviendo su forma original al óvalo facial.
Las ARRUGAS FACIALES mejoran en cada sesión gracias al aporte nutricional y de oxigeno conseguido mediante el drenaje, y también gracias a la producción de colágeno que nos aporta la tonificación.

Drenaje capilar
El drenaje linfático capilar activa el sistema circulatorio en la región craneal, eliminando el exceso de toxinas presentes en el cuero cabelludo y permitiendo una mejora en la aportación de nutrientes y oxigeno, en las zonas donde anteriormente el flujo era irregular.
Problemas como CAIDA EXCESIVA DEL CABELLO, SEQUEDAD Y RIGIDEZ, seborrea o si notamos el pelo quebradizo, pueden ser debidos a una irrigación deficiente.
Al aumentar la nutrición en el cuero cabelludo a la vez que eliminamos las toxinas, el cabello se vuelve más fuerte y más sano, con un aspecto más LUMINOSO a la vez que se reduce la caída del cabello.